5.6.07

Seguimos mal

Hoy pintaría un cuadro como Pollock.
Tarro de rojo rabioso, de negro oscuridad
lanzados contra el lienzo gigante.
Pincel grueso empapado de amarillo
salpica gotas de esa tonalidad infame.
Mientras se desparraman los colores
baila el título en mi cabeza: “impotencia”.
Qué ganas de cagarme en la poesía
y putear con la boca llena de insultos.
Qué ganas de que todo me importe un carajo
y no tener miedo de apostar la vida en un impulso.
Y mientras tanto la buena sonrisa
del que se la aguanta para no joder,
el silencio que disfraza gritos desesperados,
la arena del reloj que no para de caer,
las metas tan cerca y a la vez tan lejos.
Necesidad de desaparecer y renacer en otro lugar.
No tenía que ser de esta manera y eso es lo que me duele.
Ya se termina, ya falta poco
pero llevo otra herida profunda en mi currículum de dolor.
-

5 comentarios:

Uninvited dijo...

Desde hoy te declaro mi vocera, nadie como vos lo hace tan bien.
Te "plagié". Espero que no te joda ;)
Besotes.

Boo dijo...

ja! al contrario! me hace bien saber que mi forma de decir te sirve a vos también!!! La que agradece por el post de tu blog soy yo. Besos!!!

Anubis dijo...

Si te digo que me cai de culo cuando lei esto, queda muy feo? Porque eso me pasó(no literalmente, se entiende).

Que buen escrito! Soez, irreverente, cargado de sentimientos. No me gustó, me ENCANTO.

Sigo tus pasos Boo ;).

Saludines.

Cecis ... funámbula dijo...

Si lo recomienda Gaby...no deberia extrañarme...
No quisiera "plagiarlo" a su vez al "plagiador", pero esto que decis es lo que quisiera decir algunas veces...pero evidentemente, no se como... Afortunadamente, siempre hay alguien, como vos en este caso que lo dice mejor que uno y alguien, como Gaby, que me lleva de la mano al lugar justo....

pttlc dijo...

Hola, ante todo, permiso, vine vía Gaby, la mejor cartelera en bloggs.
No se me ocurre otra que decirte que no te reprimas, putear es desahogarse y si a alguien no le gusta, que se joda, vos sos vos, no te quedes con nada adentro, es feo.
Alguien alguna vez se planteó "Patear el tablero", no es mala idea.