10.9.07

pueblo mágico

Se preparan mis manos para tocarte. Por fin la lluvia no me va a mojar los días. De una vez por todas voy a perderme en estas calles de veredas angostas, solo aptas para pasear soledades, enemigas de los besos y los cuelgues de los enamorados. Nadie puede detenerse en esta ciudad porque es arrastrado por el apuro de quien viene atrás. Sin embargo cuando estés acá, éste será realmente un pueblo mágico para mí. Y lo mejor es que no habrá despedidas ni cronómetros puestos a cero. Habrá dos boletos y una brújula que marca un norte: el nuestro.

4 comentarios:

Julieta dijo...

Boo... no sé si esto de que ando planeando un viaje para ser ciudades me pone un poco... sensible. Pero me encantó, sin relojes, llenas de pasos, de perfumes, de recuerdos a futuro.
besos!

*AntagoniSta* dijo...

Las coincidencias entre tus letras y mi sensación-de-hoy-pre-viaje-rumbo-al-norte (mi norte) me dió una cosita acá en el cuore como estremecimiento.. solo espero, que cuando esté allá, ese, sea realmente un pueblo mágico para mí.

Besitos Boo!

p/d: recibiste mi mail?

Boo dijo...

antagonista: no recibí tu correo, ya te escribi otro mail... beso!

Mauro dijo...

Que ajenas las calles cuando caminas a otro ritmo, distinto al resto,cuando te hace falta algo, alguien, cuando en verdad la ciudad parece sólo un zumbido de incoherencias sin ton ni son.

Saludos boo