22.10.07

Parece...

Parece que alguien perdió la dirección de mi cuarto
justo en esta tarde de lluvia.
Entonces la soledad parece una mosca de verano
y el silencio aturde y las ausencias duelen más.
No es fácil.
Queda un único rincón para meterse
hecho una bolita hasta que pase el temporal: uno mismo.
No depender de nadie.
No necesitar a nadie.
Escucharte y saber qué es lo que no necesitás oír.
Pero como yo me reciclo hablando,
soy víctima de una contradicción.
Sola. Estoy sola.
Y puedo lograr muchas cosas.
Lo repito en voz alta mientras afuera no deja de llover.
-

5 comentarios:

*AntagoniSta* dijo...

No depender de nadie.
No necesitar a nadie...


Me costó, pero por ahora viene siendo mi solución... veremos a ver que pasa cuando deje de llover.

Besitos Boo!

Ana dijo...

No te creo nada, qué querés que te diga... Quiero decir, es una idea simpática, ideal, pero sólo si funciona... Pero solamente queda esperar que pase el temporal y alguien toque a la puerta antes de que aturda la propia voz y nos quedemos cortos de racionalizaciones, como esa de que al cabo se está mejor solo. Y quizás un poco sí, pero quizás no, imposible.

Besos desde el fondo de algún pozo pesimista (ya sé, ninguna novedad :/

Boo dijo...

Antangonista: Por acá ya no llueve, digo, dentro de mí porque en la calle: ola de frío y lluvia. Besos desde el norte para otro norte que para mi ahora es sur. Se entendió no? jejeje

Ana: sus palabras son bienvenidas siempre... ud lo sabe.

núria dijo...

sabes escucharte que lo es todo.

un saludo

Boo dijo...

Núria: un abrazo!!!